TERAPIA FAMILIAR

 

 

 

 


 

TERAPIA FAMILIAR
 

La familia del paciente ha estado presente en distintos modelos de psicoterapia.

El paradigma de la terapia familiar sistémica defiende que las personas y sus problemas están estrechamente relacionados en sistemas más amplios de interacción, de los cuales la familia sería el eje central. Por lo que habría que tener en cuenta el funcionamiento familiar global y no sólo el del miembro individual, al que se considera “problemático” y/o “sintomático”.  

 De manera que la terapia familiar sistémica aborda el síntoma en su contexto, intentado modificar el patrón relacional disfuncional que lo mantiene. 

TERAPIA MULTIFAMILIAR
 

La Terapia Multifamiliar hace referencia a un modelo de intervención terapéutica en la que varias familias son atendidas simultáneamente. Resulta de la confluencia lógica de la terapia familiar y la terapia grupal, potenciándose los principios terapéuticos de ambas.

Por su contexto abierto, espontáneo y aglutinador de múltiples aportes teóricos, la terapia interfamiliar representa una nueva metapsicología que va más allá de cualquier modelo de comprensión terapéutica, inspirándose en el construccionismo social como forma de integración y posicionamiento del profesional ante las familias atendidas.

MODELO SISTÉMICO
 

El Modelo Sistémico ha supuesto un cambio paradigmático en las ciencias sociales y se ha convertido en una herramienta de mucha utilidad para entender nuestras organizaciones, sociedades, familias y relaciones humanas. No es más que un modo de ver el mundo y tratar de entender la realidad y muchos de los fenómenos que la ciencia determinista no fue capaz de explicar.

Se puede definir el modelo relacional sistémico como aquella orientación teorico-práctica que inspirándose como referencia conceptual en la teoría de los sistemas, centra esencialmente el propio interés en los sistemas interpersonales, haciendo de la interacción entre las personas el momento privilegiado de su análisis y de su intervención.